7 Timos más frecuentes en Kuala Lumpur (Malasia)

Esta semana vamos a escribir una segunda entrada que versa sobre los timos más frecuentes que en Kuala Lumpur pueden sufrir los turistas menos prudentes. En realidad todo viajero es susceptible de caer en las garras de algún pillo que se gana la vida o un dinero extra mediante el engaño.

Kuala Lumpur en la noche. Malasia.
Kuala Lumpur en la noche. Malasia.

No hace mucho publicamos un “post” que trata de los pequeños (y a veces no tanto) fraudes que el extranjero terminará sufriendo en Tailandia. Algunos de ellos son extrapolables  al resto del sudeste asiático. Y a Malasia y su capital también. Antes de dar comienzo a esta divertida lista debemos advertir y aconsejar en no obsesionarse con ellos. No dejemos que el miedo a ser timado condicione nuestras vacaciones, y si ocurre olvidémoslo con prontitud. Este es el pequeño precio a pagar por el viajero novato que decide venir a esta parte del mundo.

Primero de los timos más habituales en Kuala Lumpur.

1 La tarjeta sim para el teléfono movil.

Este engaño es habitual en gran parte de los países del sudeste asiático y puede ser el primero en el que caigamos nada más llegar al aeropuerto.

Una vez arribamos a nuestro destino quizá pensemos en la idoneidad de comprar una tarjeta telefónica local. Gran idea que recomiendo fervientemente. Usar tu numero habitual puede llegar a ser un dispendio terrible y conectado mediante un operador local tendrás acceso a internet a precios ridículos.  

Sim card. Malasia.
Sim card. Malasia.

En el “hall” de llegadas del aeropuerto podrás adquirir la tarjeta en varios “stands” dispuestos a tal efecto. Pero CUIDADO. Tras elegir la tarifa que consideres adecuada a tus intereses la dependienta/e te la colocará y activará. Puede ser y no es raro, que los gigas contratados no correspondan con los que vayas a disfrutar.  En mi primer viaje a Vietnam (y en el mostrador de la compañía telefónica de más prestigio) me vendieron una tarjeta con conexión 2g (GPRS) por una  3G. Con la prisas por terminar la transacción tras un largo viaje ni me percaté. Llegado al hotel me di cuenta del timo.

Para evitar caer en este engaño, puede que comprar la tarjeta una vez en la ciudad e instalarla tú mismo sea una buena idea. Comprobar detenidamente la velocidad de la conexión y mandar un sms para verificar los datos disponibles también sería recomendable.  

Pasemos a el segundo de los pequeños timos que sufriremos seguro en Kuala Lumpur.

2 Pagar de mas por la comida en los típicos restaurantes tipo “buffet” 

Son habituales por toda la ciudad una clase de restaurante que no podrás más que visitar. Son muy típicos y pronto llamarán tu atención. Mesas y sillas se disponen en un sencillo salón frente a un mostrador repleto de bandejas de exóticos manjares que desprenden aromas que te harán babear. Al entrar te darán o te servirás un plato con arroz. Tú podrás ir cogiendo de las distintas bandejas el curri, guisados o las carnes o frituras que más te apetezcan. Para un occidental que el plato rebose como si fuera un gran iceberg es lo habitual, pero PELIGRO.

Nasi Kandar restaurants. Timos en Kuala Lumpur

¿Cuál es el precio? No es un buffet libre. La suma a pagar dependerá de la cantidad de comida que añadas al arroz. Lo normal para los locales es un cucharón de la bandeja elegida. Pero es igual lo que te eches. No sabrás el precio de antemano y lo más probable es que pagues el doble que un nativo.

Aún así el precio de la comida en estos establecimientos es sumamente barato. No te obsesiones y disfruta.

Tercero de los timos a evitar en Kuala Lumpur.

3 Niños pidiendo, vendiendo baratijas o flores. Jóvenes que piden una firma.  

Andando por Bukit Bintang, barrio turístico y centro gastronómico y comercial de la ciudad, me asaltan unos muchachos con un largo sermón sobre no me acuerdo que. Los escucho sin atender mucho a lo que dicen. Tras terminar me ofrecen firmar en un papel. Echo un garabato que ni siquiera es mi firma. Tal y como esperaba me piden un donativo. Me niego y sigo mi camino. 

Niño vendiendo flores.
Niño vendiendo flores.

Siendo este timo habitual por todo el mundo será difícil que caigamos en él, pero no subestimemos a nuestros amigos malayos que de una u otra forma te pueden hacer picar. De hecho muchos turistas pagaban al tiempo que yo me negaba.

Niños pidiendo o vendiendo baratijas no son infrecuentes por las zonas turísticas aunque no es tan habitual como en países vecinos más pobres. En realidad son explotados por familiares y mafias. Mejor es un NO que te rompa el corazón que dar continuidad a esta práctica.

Otro timo más.  Y vamos por el cuarto.

4 Cuidado con los puntos de acceso WIFI de zonas públicas.

 Suelo utilizar los “hotspots” wifi con ciertas precauciones a lo largo de mis viajes. Bien es verdad que con el paso de los días tu estado de alerta ante los peligros se va relajando, pero debemos de ter cuidado cuando, como es el caso, el timo se puede convertir en algo más serio y oneroso.

wifi-malaysia. Timos en Kuala Lumpur.
Cuidado con los Wifi “hotspots”

Los asiáticos son expertos “hackers”. Ésto no lo debemos de olvidar. Al conectarte a una red debemos de estar seguros que es la del hotel o la del Starbucks y no la de un tipo que la está suplantando. Prestemos atención a su nombre y que coincida exactamente con la oficial.

Yo suelo comprar los billetes de avión y hacer otras transacciones a través de mi conexión telefónica de datos.  Me siento más seguro de esta manera.

Vamos poco a poco adentrándonos en los timos de Kuala Lumpur que podemos llamar estafas. Extrememos las precauciones.

5 Cajeros automáticos. 

Ésta es uno de las estafas o robos que nos pueden acechar en cualquier parte del mundo. Vivas donde vivas, de tanto en tanto, leerás  en periódicos o en noticiarios “online” que bandas de delincuentes trucan cajeros automáticos para extraer la información de tu tarjeta de crédito.

En esta era digital en la que nos ha tocado vivir y en la que los pagos con moneda se van diluyendo en favor del uso de la tarjeta el delincuente se va haciendo más sofisticado. Nadie esta libre de que le limpien los fondos de su cuenta bancaria de una u otra forma. Una de ellas sería mediante dispositivos acoplados al cajero que leerán la información de nuestra tarjeta. Otra, podría ocurrir al usarla en pagos online. Hoy en día la seguridad de nuestras tarjetas de crédito ha aumentado. Se hace necesario una doble verificación para compras por internet y el clonar una tarjeta es un proceso cada vez más difícil, aunque no imposible.

ATM KL. Timos en Kuala Lumpur.

Ante este verdadero peligro que deja de ser un simple timo sólo se me ocurren un par de precauciones.

Algunos viajeros son de los que gustan llevar su dinero en una cómoda tarjeta. Te evitas ir cargado de dólares o moneda local y buscar casas de cambio. En general es más práctico. No obstante vas a pagar comisiones exageradas. La de tu banco, la de cambio y la del cajero (o banco) local. Ésta es la principal razón por la que no suelo usar tarjeta para sacar dinero salvo imprevistos. 

Precauciones a seguir:

No obstante, si decides usarla, sería imprescindible tomar algunas precauciones:

1 Qué la tarjeta lleve un buen seguro en caso de robo o uso fraudulento.

2 Puedes usar una tarjeta “prepago” o con fondos limitados. Sólo expones aquellos que estás dispuesto a perder.

3 Usa sólo cajeros bien iluminados, en lugares concurridos y a ser posible dentro de entidades bancarias.

4 Ten cuidado con el uso de los cajeros. En el sudeste asiático algunos de ellos te dan antes el dinero que la tarjeta de vuelta. Como ésto no es habitual en occidente puede que cojas los billetes y se te olvide el “plástico” dentro. 

Yo viajo con metálico. No me gusta pagar comisiones desorbitadas y no suelo usar el “ATM”. El uso de la tarjeta lo limito prácticamente a la compra online de billetes de avión y pago de hoteles (y no todos). 

Vamos ya por el sexto de los timos más frecuentes en Kuala Lumpur.

6 Compra de electrónica. Teléfonos móviles y “laptops”.

Vamos a ver. Estamos de viaje para disfrutar de un destino exótico y finalmente nos metemos en un megacentro comercial y quedamos presos de las garras del consumismo. Decenas o cientos de stands nos muestran los últimos modelos de las más modernas marcas tecnológicas.

Gadgets y electrónica.

En algunos destinos, como es Malasia, los precios son algo más baratos si hablamos de tecnología. En otros como Vietnam son más caros. Piensa que el precio de un IPhone es muy similar en cualquier parte del mundo.

No sera infrecuente, a mi me ha pasado, que yendo paseando frente a las Torres Petronas se te acerque un tipo bien vestido y te ofrezca el último Iphone por 300 dólares. Yo no entiendo mucho de Apple, pero en aquella ocasión iba acompañado de un fan de la marca. Mi amigo no supo descubrir donde estaba el truco. Finalmente no lo compró, con buen juicio, porque se olió que allí tendría que haber gato encerrado. 

Lo mismo se repite con otros gadgets: GoPros,  GPS, relojs etc… Usa el sentido común. Así de simple.

De visita en un centro comercial de tecnología: Low Yat Plaza.

SI vas a KL y te hospedas en el hotel Melia KL o en cualquier otro de la zona turística y comercial de Bukit Bintang, pasarás a echar un vistazo (sí o sí) por Low Yat Plaza.

Se trata este “mall” de un edificio de varias plantas y considerables dimensiones dedicado en exclusiva a la venta al por menor de móviles, ordenadores, cámaras y otros gadgets.

Nada más entra te tropezarás con stands y mostradores donde se ofrece todo tipo de tecnología. Los vendedores te llamarán constantemente de uno y otro lado. Moverte de aquí para allá y echar un vistazo es realmente agobiante. No digamos si muestras interés y preguntas.  Conforme vas subiendo escaleras los stands parecen más humildes y precarios y los precios van disminuyendo.

Si buscas una ganga terminarás en la última planta regateando con un chino que te prometerá el mejor de los teléfonos al mejor precio calculadora en mano…

Low Yat Plaza. KL
Low Yat Plaza. KL.

Realmente no he tenido la mala experiencia de comprar un móvil falso aquí, aunque mirando reseñas en la red parece ser que hay gente a la que le ha ocurrido.

En todo caso hay algo que a mí me puso alerta. Hay muchas tiendas vendiendo lo mismo. En un espacio cerrado y próximo lo normal sería que todas ofrecieran el mismo precio. El cliente no es tonto. ¿Por qué bajan los precios según subes escaleras? Intenté averiguarlo sin éxito aunque un dependiente me dijo que el proveedor de todos lo stands del centro comercial es el mismo.

Probablemente sea una estrategia comercial y en las primeras plantas más concurridas se pida un poco más y en las últimas a las que sólo llegan los clientes más pacientes se descuenten algunos ringgits. No obstante cuidado al negociar.

Tras un largo rato de regateo y con el móvil ya en la bolsa te dirán que el IVA (GST) no estaba incluido. Tú, ya sin ganas de más negociaciones pasarás por el aro. Recuerda que para que te devuelvan el IVA (o GST) en el aeropuerto deben de darte dos documentos imprescindibles:

1 La factura (claro está).

2 El GST form (papel rellenado con tus datos). A mi no me lo dieron y no pude recuperar el impuesto al abandonar el país. Dejo un link donde explican los pasos a seguir (en inglés).

GST Form. Timos en Kuala Lumpur
GST Form

Intenta no dejarte llevar por tus impulsos consumistas y conserva tus fondos para el ocio. Éste es mi mejor consejo.

7 El último de los  timos  en Kuala Lumpur (y quizás el más frecuente)

Que te den cambio de menos, que te cobren de más o que simplemente no te den las vueltas.

Este comportamiento tan habitual en esta bella ciudad asiática me pone de los nervios. Ocurre por todas partes del sudeste asiático, aunque es aquí donde lo descubrí ya que fue KL mi puerta de entrada a Asia.

Es desesperante el repetir al camarero que quieres las vueltas una y otra vez. Que te cobren de más incluso en un supermercado de conveniencia tampoco es raro. Que te añadan copas que no bebiste o que te den un billete con algún cero de menos. En fin, cosas de estas tierras con las que hay que lidiar intentando no enfadarte y prestando algo de atención.

Cajero en KL
Cajero en KL

 

Y bueno, me falta un timo, pero no quiero dar más vueltas al asunto de los taxis. ya hablé profusamente sobre ello en la entrada de Tailandia. Podéis visitarla, todo lo dicho allí vale para el transporte en KL. Solo añadir una peculiaridad.

En el aeropuerto de Kuala Lumpur (KLIA) te venderán el ticket para el taxi a un precio fijo en un mostrador en el “hall” de llegadas. Como no digas nada te van a adjudicar una “limo” o taxi premium que vale el doble. Di claramente que quieres un taxi NORMAL. Para todo lo demás igual que en Bangkok: taxímetro si acceden, que no te paseen por la ciudad, evitad los parados en hoteles y bares etc… 

Taxi en Kuala Lumpur.
Taxi en Kuala Lumpur.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *