Mi primera jornada de viaje. Consejos para el viajero.

Después de haberme extendido, con unas entradas muy largas, sobre dos destinos cruciales para el viajero que viene a Asia por primera vez. Y en concreto, intentando dar cabida en unos pocos artículos a toda la información básica para poder disfrutar de la vida nocturna en Bangkok y Kuala Lumpur. Es el momento de dar unos consejos sobre tu primera jornada de viaje. Tu primer día de camino lleno de ilusiones, expectativas y primeras horas en destino. Cansado, aturdido, en un lugar que no es precisamente  el más tranquilo del mundo.

Mi primera jornada de viaje - Emirates-A380-800

Mi primera jornada de viaje. 6 consejos.

1 Si vuelas hacia el este sal por la mañana.

Si partes desde cualquier punto de España lo habitual es que cojas un vuelo que normalmente saldrá por la mañana, antes del mediodía. Teniendo en cuenta que como mínimo tu jornada de viaje durará unas 15 o 16 horas (si no más) llegarás a tu destino (pongamos por caso Bangkok) muy temprano. Normalmente serán las 6 o 7 am. Esto supone una ventaja por varias causas.

 

-Las colas en el aeropuerto de Suvarnabhumi son larguísimas y la espera tediosa. Los trámites en aduanas para la entrada en el país, si bien no son nada de otro mundo (foto y sellado de pasaporte) son lentos y más vale armarse de paciencia. Recordemos que los españoles no necesitamos visado para estancias inferiores a 30 días.

Colas aeropuerto Tailandia.
Largas colas en el aeropuerto (Bangkok Post)

Las horas del vuelo te permitirán dormir en el avión e ir habituándote al nuevo horario. Los nuevos aviones, como el Boeing 787, van cambiando la iluminación para transmitir la sensación de que el ocaso llegó y te entren ganas de descansar. Las luces se atenúan y los cristales de las ventanillas polarizados dejan ver un cielo de tonos rojizos que invitan al dormir. Una gragea de melatonina puede ayudarte a superar el molesto “jetlag” y conciliar el sueño.

Un par de copas pueden facilitar el descanso, aunque yo no soy muy amigo de pillar una cogorza en el avión. 

Este primer consejo para tu primera jornada de viaje se resume en: Sal por la mañana y DUERME todo lo que puedas.

 

Desde Latinoamérica los vuelos hacia el sudeste asiático son un auténtico coñazo, largos, tediosos y con múltiples escalas. Algunos por el este y otros hacia el oeste. Más vale ser pacientes e intentar llegar con sueño si se llega por la noche.

 

2 En el aeropuerto de destino

Ya sea en Suvarnabhumi o en KLIA (Kuala Lumpur International Airport) el modo de proceder será el mismo. Mucha paciencia a la llegada. En el KLIA un tranvía te sacará de la terminal. Los primeros pasos serán:

-Como dije, paciencia en las largas colas. Prepara tu pasaporte y sonríe que te van a fotografiar. Si viajas con medicinas tales como ansiolíticos tráete la receta y la prescripción del médico (a ser posible traducida). Aunque nunca me la pidieron (yo tomo pastillas para dormir), ciertos medicamentos que podrían ser consideradas drogas deben is acompañadas de prescripción médica. No está de más prevenir por si las moscas. 

KLIA-Kuala Lumpur International Airport
KLIA-Kuala Lumpur International Airport

-Cambiar algo de moneda. IMPORTANTE. No cambies mucho dinero a moneda local en el aeropuerto. Encontrarás innumerables bancos y oficinas de cambio por toda la ciudad con precios mucho más favorables. Cambia lo mínimo (40 o 50 euros) para coger el tranvía, comer algo y algún imprevisto.

-Compra una tarjeta telefónica en cualquiera de los stands que las ofrecen en la zona de llegadas. El operador DTAC (Tailandia) tiene tarjetas prepago para turistas a unos precios más que razonables: 600baths (17€) por una tarjeta para 15 días con 6gb de datos a máxima velocidad (al gastarlos ésta se reduce pero sigues conectado a internet)  o 300Baths (8€) por tarjeta valida para una semana con 3gb de datos. Una autentica ganga que te evitará futuros sustos en tu factura si usas tu sim habitual.

3 Abandonando el aeropuerto. Tercer consejo para tu primera jornada de viaje.

Ya estamos en el “lobby” de llegadas. Aturdidos y cansados nos ofrecen transporte para llegar rápido al hotel.

Tenemos tres opciones: 

En Bangkok:

Coger un taxi.  En el mostrador habilitado a tal efecto o en la maquina expendedora de “tickets” (sigue las indicaciones) cogerás un número que indica donde el taxi esta parado. Al salir dirígete al aparcamiento marcado con tu numero. La carrera te saldrá por unos 300/500 baths dependiendo de a donde vayas (que pongan el taxímetro). A lo que habrá que añadir 50 baths de tasas aeroportuarias y los peajes de la autopista (unos 70 baths). En total no es mucho comparado con precios occidentales. Trayecto 45/60 minutos.

Mi primera jornada de viaje - Taxis y trafico Tailandia
Taxis en Bangkok

Autobús lanzadera. Si vas a la capital no merecen la pena puesto que el precio es similar al del tranvía. Por lo que lo descartamos. 

Tranvía. la mejor opción para llegar al centro de la ciudad. Barato, rápido, seguro y fácil de encontrar y usar. No me cansaré de recomendarlo. 

Hay dos servicios de trenes uno rápido que cuesta 150Baths y solo para en Makkasan Y otro más lento que tarda unos 35 minutos en llegar a la ciudad ya que hace varias paradas. Este último costará entre 15-45 Baths. Baratísimo.

Una vez en Makkasan coges el metro en Petchaburi y en unos minutos estarás en Sukhumvit

En Kuala Lumpur:

Todo lo dicho para Bangkok vale para KL. La mejor opción el KLIA Ekspres que te deja en la estación central de Kuala Lumpur en media hora por 55 MYR (12€) . En KL suelo usar más el autobús ya que sale con mucha frecuencia y a un precio de 10MYR aproximadamente. Eso sí, tardaremos 1h 35′.

Una vez en la Sentral (estación central) podemos acercarnos a la parada del monorail que nos dejará en unos minutos a las puertas de nuestro hotel. 

Si llegarás en la madrugada a tu aeropuerto de destino tendrás que coger un taxi sí o sí. 

4 Llegada al hotel. No descanses hasta la noche.

¡Por fin! Ya has llegado a tu hotel, hostel o apartamento. Ya ha pasado lo peor. es hora de hacer el “check in ” en el mostrador. Si estás en un buen hotel de Bangkok te saludarán con el respetuoso saludo thai juntando las manos en el pecho (no hace falta que tú lo hagas). Coge tu llave o tarjeta y pégate una ducha. No duermas más hasta la noche para evitar el jetlag.

bar en tailandia

5 Explora los alrededores. Quinto consejo para tu primera jornada de viaje.

Lo estarás deseando. La ciudad hace tiempo que despertó y la vida late con fuerza ahí fuera. Las gentes corren apresuradas de un lado a otro. Los aromas exóticos que no logramos identificar saturan nuestros sentidos. Es el momento  de echar un vistazo al exterior.

Recorremos el vecindario sin rumbo fijo observando el nuevo entorno que nos rodea. Compramos unos trozos de papaya o mango en el puesto de la calle. Vamos a la parada de metro, skytrain o monorail más cercana y nos familiarizamos con su uso. Vamos a utilizarlo frecuentemente estos días. 

Vemos donde se encuentra el 7/11 o Family Mart mas próximo. Allí podremos encontrar cualquier artículo de higiene personal, bebida o comida para una urgencia.

Tendremos señalados en google maps u otra aplicación los puntos de interés que queremos visitar. No hay prisa, es sólo nuestro primer día, pero podemos acercarnos al más próximo. 

6 Llegó la hora de visitar nuestro primer Bar

Elige un bar cercano y tranquilo. Un “beer bar” donde puedas experimentar la noche en el sudeste asiático por primera vez. Pero NO vayas a saco. Es tú primera jornada de viaje. No te pases con el alcohol y vuelve pronto al hotel. Mañana, recuperadas las fuerzas, será el momento de abordar aventuras de mayor calado. 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *