Timos en Tailandia: Estafas más frecuentes.

En la “divertida” entrada de hoy vamos a hablar de los timos en Tailandia  que más frecuentemente sufre el viajero. La mayoría son pequeñas estafas y engaños sin mayor trascendencia. Los menos, de mayor enjundia, podrían arruinarnos las vacaciones y mejor será conocerlos antes de emprender viaje. 

Timos en Tailandia

Cuando viajamos debemos de tener en cuenta que llevamos escrito en la cara el símbolo del dólar y el de la inexperiencia. Los sufriremos especialmente  si vamos a un país pobre o en vías de desarrollo, pero no sólo allí. A mí me han timado en países tan ricos y desarrollados como Alemania o Suecia. Ni que decir tiene que los turistas que vienen a nuestro país los padecen a diario por parte de bribones, embaucadores, ladronzuelos, trileros y algunos hosteleros y transportistas. 

El timo o estafa, el ser objeto de la pillería de algunos buscavidas que se ganan el sustento haciendo valer sus habilidades con el engaño, no debe de provocarnos frustración, desencanto o mal humor. En el conjunto de los gastos del viaje, vuelo, hotel, comidas, compras, seguro… debemos añadir siempre una partida a la que podemos llamar la “bolsa de los timos”, de donde saldrán las (normalmente pequeñas sumas) que pagaremos como precio a nuestra candidez e inexperiencia.

Bolsa de los timos

No nos preocupemos en demasía aunque nos sintamos heridos en nuestro amor propio. No somos más tontos que los demás. Todos caemos alguna vez en estas trampas, es mejor olvidarlas y seguir disfrutando del viaje. Nos vamos a tropezar con muchas más personas honestas a lo largo de nuestras vacaciones  y viviremos experiencias inolvidables.

Viajemos sin miedo, sin haber atado todos los cabos, con la mente abierta, eso sí, con algo de prudencia

Algunos de las experiencias las viví en primera persona. Otras me las contaron. Muchas circulan por la red narradas en blogs y en foros de viajes. Anécdotas relatadas a veces con humor, a veces con amargura por quienes las sufrieron.

Vayamos a ello. Éstos son los timos en Tailandia más frecuentes (y en muchos de los países del sudeste asiático también).

Empezamos con el timo mas habitual en Tailandia (y quizás en el mundo entero).

Timos en Tailandia. Taxis.

1. Taxistas    

La inmensa mayoría de los taxistas del mundo son personas honestas, eso debe de quedar claro. Pero nuestros amigos que se ganan la vida llevándonos de un sitio a otro y trabajando duramente ofertan un servicio en el que el timo o pequeña estafa es muy fácil de realizar. Y si das con algún pillo pues pagarás de más, sí o sí. 

En Tailandia es bastante frecuente caer bajo las garras de un taxista sin escrúpulos, yo por eso los evito en la medida de lo posible, aunque siguiendo unas reglas puedes minimizar tus posibilidades de ser timado.

Estafas y engaños más frecuentes en el Taxi:

-Que te cobren de más o no pongan el taxímetro.

Ya en el aeropuerto puedes llegar a sufrir la primera de las pequeñas (o no tanto) estafas.  Llegas en la madrugada a “Suvarnabhumi“, despistado y cansado sales al exterior y coges el primer taxi que ves. Le indicas la dirección del hotel y para allá vas.

Podría ser que te pidan una cantidad desorbitada por ir (aunque a tus ojos no lo parezca tanto). El precio de la carrera al centro de Bangkok no suele costar mas de 350/500 baths. 

Te podrían pedir el pago de la autopista, eso es legal, pero el precio es irrisorio, 20baths por peaje, no más. 

Como evitarlo:

Coge el ticket para el taxi en la máquina expendedora o en el mostrador. Corre al aparcamiento numerado con el dígito de tu billete y pide que te pongan el taxímetro. Si prefieres llevar el precio cerrado, acuérdalo previamente y que quede claro que todo queda incluido: no más de 500baths.

Taxis en el tráfico de Bangkok

-Que no te lleve donde le pides. 

Esto es frecuente si vas a un salón de masajes o vas buscando hotel. Este timo lo conozco bien porque los sufrí en mi primera visita a Bangkok. 

Queriendo visitar uno de los mas afamados salones de masajes de la capital decidimos (yo y mi compañero de viaje) tomar el primer taxi que paso por la calle.

—Al salón de masajes Poseidón, please —le decimos al taxista.

—Ok, OK —Nos responde—. Y contentos y ufanos nos dirigimos (o eso creíamos) al “archiconocido” Poseidon.

No tardo mucho en darme cuenta de que no estábamos yendo en la dirección adecuada e insisto al taxista repitiendo el nombre de nuestro destino.

—Yes, Yes, Yes —nos responde repetidas veces.

Bueno, nos querrá dar una vuelta, pensé. Pero no, definitivamente no iba hacia nuestro deseado paraíso del masaje.

Poseidon Complex Bangkok

Yo ya nervioso empecé a perder la paciencia y a gritar malhumorado. Esto no lo debemos hacer nunca por estas tierras. Es muy importante ser firme pero sin perder el control o la cosa irá a peor. 

Finalmente llegamos a otro salón de masajes donde el tipo tenía comisión. Nos dijo que era de la misma “cadena”, del mismo propietario y muy similar. Claramente no era así, aquello era un “antro” y no queríamos bajar del taxi. De malos modos el individuo nos hizo apearnos. Por aquella fechas (aún sin google maps) sin saber donde estábamos, en una gran ciudad que no conocíamos, con un taxista enfurecido gritando en tailandés y ya con cierto temor apoderándose de nuestras tiernas almas, decidimos pagar la carrera y probar suerte en el local. Finalmente no resulto ser tan mal lugar 😉 

Como veis yo tampoco estoy vacunado contra los timos de Tailandia.

Como evitarlo:

Pues ya sabéis, nunca coged un taxi para ir a un salón de masajes. O al menos no decírselo al taxista. Que os deje en un hotel o un punto cercano y los últimos metros los recorréis a pie. 

No haced caso al taxista que os ofrezca excursiones, putas, salones de masajes, drogas (esto último sobre todo). 

Un consejo que siempre doy es no coger el taxi a la puerta del hotel, del club o de la atracción turística. Andad unos metros y pillarlo en otra parada o semáforo. Pedir el taxímetro. Recurrir a la aplicación GRAB (es como Uber) es una buena opción.  

Timos en tailadia. Tuk Tuk

2. Tuc tucs. Segundo de los timos en Tailandia. Caeremos

Pero, ¿cómo voy a ir a Tailandia y no montar en esos curiosos y bonitos motocarros?

Ese atractivo y tan curioso medio de transporte que encontramos aquí y allá por todo el centro de la ciudad sólo es usado por los turistas. No llevan taxímetro y te cobraran lo que ellos quieran. El precio dependerá también de tus habilidades negociadoras, así que regatea si quieres subir. Pero ¡cuidado!, ese no es el timo. Al fin y al cabo, si cerramos un precio y estamos decididos a pagarlo por un determinado trayecto, no hay mayor problema. Éste surge cuando:

Viaje demasiado barato para ser verdad.

Si te piden 40 baths por un tour por la ciudad hay gato encerrado. Perderás la mañana de tienda en tienda donde tienen comisión o le pagan la gasolina. Eso en el mejor de los casos. En el peor te llevarán a una joyería o sastrería donde te intentaran estafar (esto lo detallo más adelante).

Mototaxi driver

Pides que te lleven al centro histórico y te dejan en el embarcadero.

Esto no sería un problema si te dejarán en el embarcadero correcto, en el que por unos pocos baths (el Chao Praya Express) te lleva hasta el Palacio Real. El problema es que te dejen en el muelle donde un compinche te espera para llevarte por 1000 baths o más. Quizás no te parezca caro, pero por 150 baths puedes  coger el barco turístico río arriba y abajo durante todo el día. Niégate a subir y anda unos metros hasta donde veas a locales y turistas esperando las barcas.   

Como evitarlo:

– Negociar el precio a la baja siempre.

-Ser firme y claro a la hora de comunicar nuestro destino

Dudar de tarifas ridículamente bajas y negarse a realizar cualquier tour por la ciudad. Rechazar cualquier tipo de excursión, masajistas, prostitutas, hoteles que te puedan ofrecer.

Timos en tailandia. Gran Palacio de Bangkok

3. El templo está cerrado

Éste es otro de los clásicos. No lo he sufrido, aunque si he conocido gente que lo padeció y es muy frecuente.

Te diriges al acceso al templo (normalmente en el complejo del Palacio Real) y un tipo te asalta y te dice que esta cerrado. También te lo podría decir el conductor del tuc tuc que te llevó o alguien que dice trabajar para la autoridad turística de Bangkok

Te invitarán a ir a otros templos menores y terminarás en tiendas, sastrerías, joyerías etc… En el mejor de los casos perderás el tiempo. En el peor te estafarán.

Como evitarlo: 

Duda de todo aquel que se te acerque a ayudar sin haber pedido su ayuda. Si lo hace, rehúsa amablemente y sigue tu camino. Si estás en el templo ve a la puerta principal y compra la entrada en la taquilla. Así de fácil. 

4. Agencias de excursiones, visitas guiadas y otras actividades

Yo, por norma, me niego rotundamente a pagar por excursiones y visitas guiadas. Lo siento, me gusta ir por libre, me niego a hacer turismo enlatado o precocinado. Siempre terminas de tiendas, en lugares poco auténticos, rodeado de más turistas. Se pierde la oportunidad de explorar y descubrir por tu cuenta y además, te gastas un dineral en un viaje que no vale más que unos pocos euros.

Timos en Tailandia. Transporte y excursiones.

Dicho ésto, he de confesar que he caído en la tentación de contratar excursiones y viajes, pocas veces, pero lo hice por comodidad. La mayoría fue una perdida de tiempo y de dinero. Y alguna un timo.

Esto ocurre por todo el sudeste asiático y en sus principales barrios turísticos y hoteles. No es uno de los timos exclusivos de Tailandia.

En Tailandia he comprado viajes en autobús, trayectos en barco o excursiones en furgoneta, por mucho más de lo que vale el viaje si los hubiera contratado directamente en la estación.

En Kuala Lumpur (Malasia) pagué una cantidad desorbitada por una excursión a las Batu Caves, donde puedes ir en tranvía por unos pocos MYR. Y soportando visitas a tiendas y a un chofer parlanchín. 

En Saigón, Vietnam, perdí la mañana y unos valiosos dólares visitando los insufribles túneles de Cu Chi. Las excursiones a Halong Bay en el norte del país merecen toda una entrada en el blog, ya que pueden convertirse en una aventura desagradable en un barco lleno de ratas.

En Laos me he visto abandonado en medio de la nada y con un conductor de tuc tuc intentando llevarme a mi destino (por un viaje que ya tenía pagado). Primero me pidio 100$, luego 50, más tarde 30. Me negué rotundamente. Finalmente cogí una furgoneta por 10$

Batu Caves. KL. Malasia.

Solución: 

Huid de agencias y excursiones o viajes vendidos en los hoteles como de la peste. Viajad por libre. Si quieres visitar el mercado flotante de Amphawa (u otro) ve hasta la parada de la plaza del monumento a la victoria. Allí salen todas las furgonetas de excursiones de un día y evitarás las comisiones.  

Busca siempre la ventanilla o mostrador principal de la estación. Me han llegado a vender un billete a La isla de Phi Phi a 10 metros de la taquilla del ferri.  No te dejes asaltar por desconocidos que pretenden llevarte a tu destino. Di no educadamente.

El siguiente de los timos frecuentes en Tailandia es quizás uno de los más populares y aún me pregunto como se puede caer en él.

5. Sastrerías y joyerías.

Todos hemos oído hablar de sastrerías en Bangkok que por precios muy razonables te confeccionan trajes a la altura de los diseños italianos. Es verdad que se pueden conseguir trajes a medida a buenos precios, siempre que acudas a un comercio de reconocido prestigio. En algunos casos  te ofrecerán mandarlos a tu país previo pago anticipado. Sé que algunos son de fiar y que puede que consigas un bonito y barato atuendo pero, ¿qué queréis que os diga? yo no pago por adelantado ni loco. 

Sastrerías en Bangkok

Son muchos los turistas timados que reciben un  traje de mala calidad o directamente no reciben nada. 

Lo de las joyerías es otro de los típicos timos de Tailandia (u otros lugares) que castiga la codicia humana. Te intentarán vender piedras preciosas asegurándote que las podrás revender en tu país obteniendo un cuantioso beneficio.  Dicho así parece difícil de caer en él, pero la estafa está siempre bien elaborada con supuestos clientes (incluso algún occidental) que son compinches y no creas que dejarías de picar.

Como evitarlo:

Lo más fácil: evita sastrerías y joyerías. Si no lo haces visita comercios de reconocido prestigio. Y por favor, no compres joyas, el oro vale lo mismo en cualquier lado y si no eres un experto en piedras preciosas más te vale mantenerte alejado de ellas.

Otro de los timos más frecuente en Tailandia hace referencia al alquiler de motocicletas.

Motocicletas en Bangkok

6. Alquiler de motocicleta en Tailandia. Me piden el pasaporte en prenda

La forma más cómoda de desplazarte si vas a pasar unos días en zonas rurales, alguna pequeña ciudad turística o isla, será la motocicleta. Alquilar un ciclomotor para recorrer los alrededores de Chiang Mai, la isla de Phuket  u otro destino es a veces indispensable y además una gran experiencia. Pero una vez más extrema las precauciones.

Recordad que circular por las carreteras tailandesas es muy peligroso. Allí impera la ley del más fuerte y tú y tu moto no lo sois.  Usa el casco y no infrinjas las normas o serás blanco fácil de la policía.

Normalmente te pedirán que dejes el pasaporte como prenda, puedes negarte y en su lugar dejar una suma de dinero. O si tienes mucha suerte conseguirás alquilarla sin aval.  En cualquier caso el timo consiste en exigirte que pagues desperfectos en la moto que tú no ocasionaste.

Nunca he tenido este tipo de problemas, pero he visto a turistas pagar cantidades desorbitadas por supuestos desperfectos a cambio de sus pasaportes. 

Siempre que alquilo una moto no puedo evitar la inquietud que me produce el hecho de dejar mi documentación en manos de desconocidos o de dañar la moto y afrontar el pago de lo que estimen oportuno pedirme por su reparación.

Pasaporte

Voy a ser honesto y también contar que un compañero de viaje consiguió alquilar una moto sin dejar prenda alguna, la rompió al salirse de la carretera y la devolvió en un estado lamentable. Luego pagan justos por pecadores.

El mismo timo ocurre al alquilar motos de agua. Sobre todo en Phuket.

Una variante de este timo pero de peor naturaleza y que sufrió una pareja de conocidos en Vietnam (en el idílico enclave costero de Mui Ne) consiste en el robo de la moto por el mismo que te la alquiló o sus compinches. En este caso un tercero se ofreció a ayudarlos para tratar de convencer al arrendador de que fuera benevolente. Finalmente pagaron 300$ y no cayeron en que habían sido estafados hasta un tiempo después.  He leído sobre casos parecidos también en Tailandia.

Como evitarlo:

Alquila en algún sitio de confianza, pregunta a otros viajeros o infórmate por internet. Si puedes, no dejes el pasaporte en prenda y extrema las precauciones conduciendo. 

Lleva tu propio cadena y candado para la moto. Yo lo hago desde que tuve noticias de este timo.

Amor en Tailandia

7. La novia tailandesa. El timo del amor en Tailandia.

¡Ay! Quién no ha hecho estupideces por amor. ¡Qué levante la mano!

Eres un hombre maduro con ya mucha vida gastada, quizás algún divorcio y varios desengaños. Ya pasó la época dorada en la que las chicas suspiraban por tu espléndida cabellera, por tu sonrisa juvenil y esbelta silueta. Y llegas a Tailandia, quizás a Pattaya, y por arte de magia las jóvenes y atractivas muchachas vuelven a prestarte atención, a dedicarte sonrisas y compartir confidencias. La juventud que parecía perdida renace aquí para ti, en el reino de la eterna sonrisa.

Tú ya sabes que el mundo no funciona así. Que el tiempo de esas chicas no es gratuito. Pero piensas: ¿es que alguna vez lo fue? ¡Qué diablos!

Sí, quizás sean profesionales, pero al fin y al cabo son muchachas como otras. Con sentimientos y un buen corazón. Y si no es así,  ¡qué más da! Vivir esta experiencia de nuevo, aunque no sea real, merece la pena. 

No puedo estar más de acuerdo, pero todo tiene un límite. He visto a tipos arruinados y con el corazón roto. No te enamores en un barrio rojo. Incluso extrema los cuidados si la conociste por internet. No caigas en uno de los más dolorosos timos de Tailandia. Si pronto empieza a contarte lo desgraciada que es y a pedirte dinero pon los pies en polvorosa.

Shaphire pattaya
Chicas en Pattaya (Sapphirepattaya.com)

Como evitarlo:

No te enamores en Pattaya dice la célebre frase. Ni allí ni en otro lugar si es de una chica de “bar”. El amor es ciego y la estupidez masculina no tiene límites.

Incluso una relación con una chica regular suele ser realmente complicada por el gran abismo cultural que os separa.

Dicho lo cual, he de decir que yo tuve una bonita relación con una chica regular asiática y ahora, pasado el tiempo, somos buenos amigos. Siempre me dio más que pidió. Eso fue una señal decisiva a la hora de evaluar sus intenciones. 

8. Otros pequeños timos

Podríamos estar enumerando pequeños engaños, hurtos y pillerías hasta el infinito y más allá, y la entrada se haría enormemente pesada. Así que comentaré rápidamente otros pequeños timos también populares en Tailandia y países vecinos.

-Pequeños hurtos, robos y asaltos.

Esto no es en propiedad una estafa, pero suele ser el mayor de los peligros que nos encontremos. Carteristas y descuideros en mercadillos y zonas turísticas son habituales. Se soluciona llevando la mayor parte de tus fondos y documentación en un bolsillo oculto o dejándolos en la caja de seguridad del hotel si la hubiera. En el bolsillo se lleva la cartera con algo de metálico y una copia del pasaporte. Un móvil barato con una tarjeta local  y el bolso siempre delante o mochila con cierre de seguridad.

También se puede llevar una tarjeta de crédito de “prepago” con los fondos que uno este dispuesto a poner en riesgo.

Monje Tailandia

-El falso monje que te pone un brazalete y te pedirá una propina.

Éste, en sus múltiples variantes, lo sufrimos también en España (la gitana que te pone una flor, el tipo que te pide una firma de apoyo a una causa solidaria).

Uno más de los pequeños timos en los que he caído. Aún llevo el brazalete en la muñeca para recordármelo. Otro supuesto monje me hizo firmar para pedir la construcción de un templo budista. Luego me pidió 300$, que no le di, claro.

Podrían ofrecerte comida para pájaros o liberar pájaros enjaulados “gratis”. Después de alimentarlos o liberarlos te presionaran para que les pagues.

-Muy FRECUENTE es que en la cuenta del bar (aprovechando tu euforia alcohólica) te añadan alguna bebida de más. Normalmente la cuenta queda dentro de un vaso en la mesa y la camarera o camarero va apuntando tus consumiciones. Revísala tras cada pedido. Que te den cambio de menos al pagar no es raro. Incluso que no te lo den y tengas que reclamarlo.

-Pagar siempre el doble.

Algo que podrá ponerte de los nervios si eres observador (y que es norma en Tailandia) es que el turista paga el doble. En mercadillos y puestos de comida te piden el doble que a un local. Si los precios están marcados, ese es el precio para el occidental. Los restaurantes tienen cartas o menús para el extranjero con su tarifa “especial”. No podrás evitarlo. Hasta yendo acompañado de amigos nativos me ha resultado difícil que me cobren la tarifa local. Lo mismo puede ocurrir en el transporte público. En Vietnam hicieron pagar billete a mi mochila. 

Puesto de comidas en Tailandia

-Tipos que ofrecen masajes a pie de calle

No son de fiar. Acude a salones de confianza. Perderás el dinero y probablemente sin masaje a cambio. 

-Los famosos shows de ping pong de Patong o Phuket.

EVÍTALOS a toda costa. Ya hablé de ellos en la entrada sobre los barrios rojos de Bangkok. En su mayoría son un timo y pasarás un mal rato intentando escapar de allí.   

9. Timos relacionados con la corrupción policial.

Estos son los peores y los que te pueden poner en mayores aprietos. Yo no los he sufrido personalmente pero lo que si sé es que una vez que has tenido el infortunio de te ocurran es difícil escapar de ellos.

-Pueden ser multas de tráfico por infracciones que no hayas cometido. 

-Ser requerido a pasar un test de alcohol o drogas. Algunas historias que circulan por la red (verídicas o no) asustan realmente.

Si la autoridad quiere timarte poco podrás hacer.  Mejor que la cosa no vaya a mayores. 

Policia

Que hacer en estos casos:

Las multas se pagan el el banco o sus cajeros (KTB) o en la oficina de correos. Si el policía la quiere en metálico está claro que es un engaño. A veces mejor incluso pagar la estafa ya que nos saldrá más barata (si no es excesiva) aunque estemos dando pie a que estos comportamientos no se acaben.

Si sospechamos que el policía no es tal podemos llamar a la policía turística 1155. El numero de emergencias es el 191 o 123.

Llevar el número de teléfono de nuestra embajada o consulado apuntado por si fuera necesaria asistencia.

No infringir las normas de tráfico ni conducir bebido. Nunca consumir o llevar drogas encima, aunque veas que mucha gente lo hace sin disimulo.

 

Y hasta aquí llego esta entrada. Puede parecer que el sudeste asiático es el reino de los bribones y pillos. No te amilanes ni preocupes en demasía, toma las suficientes precauciones y disfruta. Todos hemos caído y seguimos cayendo en estos pequeños timos de Tailandia y sus países vecinos.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *