De Kuala Lumpur a Singapur, Yakarta y Bangkok

Mi primer contacto con el lejano oriente, como he comentado en algunas entradas, fue ya hace unos lustros. Por aquel entonces me vi en la obligación de volar hasta Kuala Lumpur para asistir a una feria de muestras. Muchas son las anécdotas de aquel viaje, algunas ya mencionadas, por lo que no me repetiré. Un año después, dado que la experiencia fue positiva, regresé en un “tour” más ambicioso que me llevaría a Kuala Lumpur, Singapur, Yakarta y finalmente a Bangkok.

Hotel. Singapur.
Hotel marina Bay sands. Singapur.

Aprovecharé el relato para dar información valiosa para el viajero que vaya a desplazarse a estos exóticos destinos. Tanto relativa al transporte como al hospedaje y a la vida nocturna.

 

 

 

Si quieres saber como ir desde KL a Singapur o de Singapur a Indonesia  sigue leyendo o haz clic en los enlaces.

 

Preparativos

En este segundo periplo, ya con bastante información en internet (aunque no tanta como ahora) no dejaría pasar la oportunidad de explorar algo más que los grandes palacios de congresos en los que las ferias tenían lugar.

En las fechas previas a la partida, mi pc y el buscador de internet echaban humo. Las visitas a “blogs” de expatriados en los que daban cuenta de la vida nocturna en aquellas capitales eran frecuentes. Estaba decidido a no dejar escapar la ocasión de aprovechar el tiempo libre al termino de cada jornada.

Finalmente, parto en un confortable vuelo de Qatar Airways hacia la capital de Malasia: Kuala Lumpur. El trayecto, con escala de varias horas en Doha (Qatar), lo disfrutaríamos a bordo de un flamante Boeing 777. Tras unas 16 horas de viaje llegamos a nuestra ya añorada KL

qatar airways

Primer destino: De nuevo en Kuala Lumpur

Nos alojamos de nuevo en el mismo hotel de cuatro estrellas, en el llamado “triangulo de oro”. Por aquellas fechas el “Melia KL” era un buen hotel, aunque quizás pedía cierta renovación en el mobiliario que seguro que ya se llevó a cabo. Lo más destacable (visualmente) de este establecimiento hotelero era (y es) su llamativa fachada con ascensores exteriores. Situado en la calle “Jalan imbi”, frente al gigantesco centro comercial “Berjaya Times Square” y cerca de la parada del monorail, todo queda a un paso. A sus espaldas esta la zona de Bukit Bintang en la que se disfruta al máximo la noche. Chinatown, con su deliciosa gastronomía, está a un par de paradas de monorail.

Todo esto queda más que explicado en las entradas sobre transporte o vida nocturna en la capital de Malasia. Podéis visitarlas por curiosidad o si necesitáis información extra.

Melia_Kuala_Lumpur. De Kuala Lumpur a Singapur
Melia Kuala Lumpur

Por aquellas lejanas fechas, el hotel disponía de una zona de “fisioterapia” junto a la piscina a la que nos acercamos (viajaba acompañado) por curiosidad. Allí se daban masajes de un tipo y de “otro”. Un nativo, que solía estar por el lugar, se encargaba de enviar compañía a las habitaciones que así lo requerían (imagino que sin el consentimiento de la dirección del hotel). Individuo simpático y eficiente cuyos servicios eran un plus a tener en cuenta. En mis últimas visitas al hotel la dirección había cambiado, en lugar del área de masajes había un gimnasio y del simpático tipo no había noticias. Una pena para muchos.

En esta primera etapa del viaje que me llevaría de Kuala Lumpur a Singapur y de allí a Yakarta y Bangkok, repetimos las rutinas de nuestra visita el año anterior. Todo el día en la feria de muestras y tras la cena, visita al Beach Club en la calle Jalan P Ramlee

Feria de muestras. KL
Feria de muestras. KL

Beach Club en kuala Lumpur

Beach Club es una especie de disco/pub (ahora situado en la misma calle pero en otro local) repleto de bellas muchachas llegadas de todos los puntos del sudeste asiático: Filipinas, Vietnam, Laos, Tailandia.. También las había (y hay) de África e incluso del este de Europa

En nuestro primer viaje llegamos allí llevados por un taxista insistente. Y realmente agradecimos su perseverancia en convencernos.

Local amplio, con pista de baile y jardín, al que se entraba pagando unos 10$ que daban derecho a una consumición. Un grupo solía tocar música en directo mientras invitados y chicas bailaban y bebían sin cesar.

Un tanque con dos pequeños tiburones se situaba sobre la barra principal.

Tiburones en Beach Club KL.
Tiburones en Beach Club

A la salida, una interminable fila de taxis no daban abasto en recoger a las parejas que el azar y el interés habían juntado en el interior. Si queréis conocer algo más sobre el amor de pago en Kuala Lumpur, podéis visitar la entrada que publiqué, no hace mucho, en este enlace.

En la acera frente al Beach Club se emplazaba (y emplaza) el Thai Club & Bistro, local de similares características cuya razón de ser es también encontrar “novia”.

Avanzando por la calle en dirección a las Torres Petronas había un ya desaparecido asador argentino.  A precios occidentales, se podía comer una carne excelente acompañada de unos tintos, en su mayoría chilenos y australianos. Una gran pena que cerrara este estupendo restaurante

Tras unos días de mucho trabajo y de diversión nocturna, charlas con el tipo del gimnasio y cervezas en el Beach Club, marchamos a Singapur.

Taxis en beach Club. Kuala Lumpur.
Taxis recogiendo “enamorados” en Beach club

De Kuala Lumpur a Singapur. Segunda etapa del viaje.

Aunque en aquella ocasión viajé en avión (no recuerdo si con Tiger o con Air Asia), hay varias formas de desplazarse a Singapur desde Kuala Lumpur. Y lo que es mejor, todas ellas baratas.

La más recomendable a mi entender es en autobús

Viajar de Kuala Lumpur a Singapur en autobús 

Numerosas compañías ofrecen el trayecto por carretera entre Kuala Lumpur y Singapur

Desde la estación TBS (Terminal Bersepadu Selatan) parten autobuses prácticamente cada hora. Los vehículos de KKKL (entre otras empresas) ofrecen el trayecto a 22SGD (15€) con salidas a las: 10:30am, 2:00pm, 3:30pm, 8:30pm, 11:59pm.

Para llegar a la terminal TBS se puede coger el tranvía desde la estación Sentral (el que va hacia el aeropuerto). Está a una sola parada.

El viaje suele durar una 5 horas y se hacen tres paradas, una para hacer pis, dos en la frontera para el papeleo (es rápido, los españoles no necesitamos visado): una en el lado malayo otra a la entrada de Singapur.

Antes de comprar el billete tened claro donde os dejará el autobús. Que sea cerca del metro o en el centro de la ciudad. Así os evitaréis el coger un taxi hasta el hotel. En cualquier caso, es Singapur el único país del sudeste asiático en el que el taxista no os timará. 

Autobuses de Lujo para viajar desde Kuala Lumpur a Singapur

Otra opción, si cabe más cómoda, para llegar a Singapur desde Kuala Lumpur, es tomar un  autobús de lujo desde alguno de los hoteles del centro de la ciudad. Con solo preguntar en recepción tendrás información.

Transtravel-Autobus de lujo de Kuala Lumpur a Singapur
Transtravel-Autobus de lujo de Kuala Lumpur a Singapur

Una muy recomendada empresa que hace el trayecto entre las dos ciudades es Transtar Travel, con oficina en Jalan Imbi nº135 (cerca de Berjaya Times Square). Ofrece viajes entre Kuala lumpur y Singapur desde distintos puntos de la ciudad y con diferentes autobuses, servicios y precios (de 20 a 42SGD)

Otra compañía muy conocida es Aeroline, cuyos autobuses salen del Hotel Corus (cerca de la Torres Petronas) y son de un gran lujo. Dotados de aseo, consola personal para ver pelis o jugar (entertaiment system), comida a bordo y asientos que son dignos de un “maharajá”. La llegada es en Vivo City en el centro y cerca del metro (inmejorable).

Viajar de Kuala Lumpur a Singapur en tren

Salvo que seas un fanático de los trenes o quieras gastar lo mínimo de tu presupuesto, esta opción es la peor de las tres que se ofrecen para llegar a la moderna ciudad estado.

Se coge en la conocida y céntrica estación Sentral, a la que te podrás acercar en el Monorail. De allí parten tres trenes a diario, tres “intercities” con múltiples paradas hasta su destino en Johor Barhu, ciudad situada en el extremo sur de Malasia y a un  paso de Singapur.

Estación de trenes Sentral. KL.
Estación de trenes “Sentral”

Podrás elegir coche cama o butaca, dependerá de tu hora de partida. Y hay tres clases con sus tarifas correspondientes:

Clase económica: Cuatro asientos por fila, más bien estrechos y sin brazo intermedio. 18MYR

2ª Clase superior: No difiere mucho de la anterior. Más espaciosa. Sólo tres asientos por fila. 33MYR

1ª Clase Prima: También con tres asientos y aquí si que hay reposabrazos. 64MYR

Las cabinas con literas son de dos tipos:

-Primera 2Plus   

-Primera de Luxe. En estas dispones de aseo privado. 

En cualquier caso, el viaje puede llegar a ser un suplicio por cuatro razones:

1.Trayecto de 7 horas (tarda más que el autobús)

2.El aire acondicionado que te hará sentir en el polo norte.

3.Las continuas paradas.

4.Tendrás que coger un último enlace (autobús o tren) tras pasar las aduanas.

Según veo en el website de KTM (la concesionaria de los trenes de largo recorrido en Malasia), ahora hay un más moderno tren eléctrico que cubre el trayecto con Singapur. De todas formas tarda lo mismo: 7 horas. Así que las ventajas no son muchas. El precio del billete es de 57MYR

Para más información y reservas éste es el enlace a KTM. El website es algo confuso y difícil de utilizar.

KTM. Ruta de Tren intercicty. De Kuala Lumpur a Singapur
De Kuala Lumpur a JB Sentral. De camino a Singapur en tren.

En avión de Kuala Lumpur a Singapur

Varias son las compañías aéreas que ofrecen frecuentes vuelos diarios. El trayecto es de una hora y los precios (sólo ida) oscilan entre los 50 y 100€

Air Asia, Malindo, Scoot, Jetstar, singapore airlines… etc, etc.

Compra tu ticket “on line”, coges el monorail hasta la Sentral, de la Sentral autobús o tranvía hasta el aeropuerto Klia. Se paciente con las esperas de los aeropuertos y en una hora estarás en la moderna Singapur (Changi). Tramites de inmigración y aduanas, y con el metro te pones en el centro cómodamente. 

Aeropuerto Changi. Singapur.
Aeropuerto Changi. Singapur.

Ya en Singapur

Prosigo con el relato de mi primera visita a Singapur. Tras llegar al absolutamente magnífico aeropuerto Changi de la ciudad y realizar los tramites pertinentes, cojo el tranvía que me dejará en el centro , muy cerca del hotel.

Nos alojamos en un establecimiento de 4 estrellas situado en la calle Beach rd. Se llamaba (y llama) Hotel Parkroyal. Soso local con piscina, sin nada especial que destacar. Actualmente cobra unos 175€ la noche (una barbaridad). Junto a él, tienes el hotel Parkview por unos cien euros menos (75€).

 La playa por allí no pasa, quizás lo hizo en el pasado, todos sabemos que este pequeño estado ha ido ganando terreno al mar. Buen vecindario para hospedarse cerca de Bugis y su mercadillo, la zona de restauración de Chijmes y  Arab st, donde también se come muy bien. El icónico hotel Raffles, con su portero vestido de época, no pilla muy lejos..

Hotel raffles en Singapur.
El famoso hotel Raffles

La famosa Marina Bay y su Merlión (símbolo de la ciudad), rascacielos y suntuosos hoteles estaban a unos minutos a pie.  Boat Quay y Clarck  Quay, a orillas del río, son zonas de restaurantes y copas muy conocidas que frecuentamos también.

Los hoteles en Singapur son caros y hay que buscar bien para encontrar una buena oferta. Los mochileros, a partir de 10€, tienen cama en habitación compartida.

La feria de muestras se desarrollaba en unas instalaciones junto al aeropuerto. Durante unos días cumplimos con nuestras obligaciones laborales, aunque al llegar la noche había un punto en la ciudad, distrito rojo, del cual me había informado con antelación.

Clarke Quay. Singapur.
Clarke Quay. Singapur.
Las Orchard Towers. Distrito rojo de Singapur  

Las celebérrimas e infames Orchard Towers se emplazan en la larga avenida de Orchard rd, haciendo esquina con Claymore rd. Son dos edificios, uno de los cuales está ocupado por viviendas. El segundo, de 18 plantas, alberga oficinas y en sus primeras cinco: tiendas en el día y bares de putas por la noche.

Situadas al norte del centro de la ciudad, no es fácil llegar hasta ellas. Una hora andando y mas de 30 minutos en autobús urbano o 20 en MRT (metro). Por aquel entonces se hacía imprescindible coger un taxi para visitar el templo del vicio local.

A lo largo y ancho de las primeras plantas de este edificio se disponían bares de putas, Bj bars, Spas de masaje con premio y muchas “freelancers” que en los pasillos ofrecían sus servicios. Pasamos unos buenos ratos por allí.

Hoy en día no merece la pena ni acercarse, el lugar ha decaído a niveles de inseguridad y cutrez que hacen de su visita un ejercicio de valentía y estupidez. Otro distrito rojo era el barrio de Geyland, con su prostitución callejera y hoteles de corta estancia. Actualmente, Geyland es una barrio seguro donde encontrar hoteles a muy buen precio.

Bar en Orchard Towers
Bar en Orchard Towers

La noche de Singapur ofrece un ocio nocturno de calidad: elegante y sofisticado. Clubes, bares y restaurantes colmarán las expectativas del viajero convencional que con la cartera bien llena de billetes quiera disfrutar junto a su pareja de una limpia, segura y romántica urbe. Para el viajero golfo hay muchos mejores destinos.

Tras unos días de trabajo y disfrutando de un ambiente menos exótico que  el de Kuala Lumpur era hora de marchar a Yakarta, capital de Indonesia. 

Poco tiempo antes de nuestra visita, un atentado terrorista con bomba había dejado múltiples muertos en hoteles locales. En estas circunstancias íbamos un poco “acojonados”, pero con ganas de ver lo que nos deparaba la estancia.

Yakarta capital de Indonesia.
Yakarta

Viaje de Singapur a Yakarta. Llegando a Indonesia

Como en la etapa anterior de mi viaje, elegimos el avión como forma de desplazarnos. En esta ocasión no había más alternativa. Para llegar a Yakarta desde Singapur sin emprender una larga aventura, solo cabe coger un vuelo en el aeropuerto de Changi hasta el de Soekarno-Hatta

Indonesia es un extenso estado formado por innumerables islas, algunas de ellas de gran tamaño. Java, donde  se encuentra la capital Yakarta. Sumatra, Borneo, Papua (parte oeste de Nueva Guinea)… sí, ya lo sé, Bali también. Y así podríamos estar durante un rato enumerando islas.

El estrecho de Malaca
El estrecho de Malaca

Así que llegamos a Yakarta en un cómodo vuelo de un par de horas de duración. El contemplar el estrecho de Malaca desde el aire con su denso tráfico marítimo, así como las aguas turquesas (más al sur) salpicadas de pequeñas islas, fue todo un espectáculo. 

Desde el aeropuerto tomamos un taxi hasta el hotel conducido por un barbudo y oscuro conductor que, pese a su presencia inquietante, resulto ser un tipo muy simpático.

Hagamos un inciso y comentemos como viajar a Indonesia desde Singapur. Una pequeña ayuda para el que emprenderá el viaje próximamente.

Viajar de Singapur a Indonesia

Como decía, estando formado el estado indonesio por archipiélagos e islas, lo lógico será llegar hasta el en avión o en barco. Pero desde tierra también se puede. ¿Y cómo es eso? Pues, ya sabréis que algunas islas como Borneo están divididas entre varios países (en este caso Malasia, Indonesia y Brunei), por lo que si estáis en alguno de estos lugares, podréis pasar al de al lado por tierra. Pero bueno, estamos en Singapur y queremos llegar a Indonesia, ¿cómo hacerlo?

Air Asia. Aerolinea de Bajo costo

En avión. Viajar de Singapur a Yakarta por aire

Sin duda es la elección más fácil, rápida y segura salvo que seas un mochilero o viajero con tiempo que desee vivir su viaje como una aventura.

Numerosas compañías de bajo costo vuelan hacia Yakarta desde la bonita ciudad estado: Air Asia, Lion, Scoot, Jetstar. Con precios el billete de entre 55 y 100€ te dejarán en el aeropuerto Soekarno-Hatta en 1h:45′ 

Coges el metro desde la parada más cercana a tu hotel en Singapur te diriges a Changi. Disfrutas del mejor aeropuerto del mundo (y esto no sólo lo digo yo) y de allí vuelas con unas preciosas vistas al estrecho de Malaca hasta Java. Más fácil imposible.

Barcos en el estrecho de Malaca
Tráfico en el estrecho de Malaca

Por mar. Viajar de Singapur (o Malasia) a indonesia por mar

Pues, como decía, también podríamos viajar a indonesia por mar. Algunos ferris y lanchas rápidas unen, tanto Singapur, como el sur de Malasia con las islas de Indonesia

Esta opción es la adecuada para el Marco Polo moderno que sin prisas y con ganas de ver mundo, prefiere vivir cada día de viaje con intensidad.

De Malasia a Indonesia en barco

Si quieres visitar las islas de Riau (indonesia) puedes coger un ferri en Johor Barhu, al sur de Malasia, que te dejarán en Pulao Bintan. Si deseas ir hasta Sumatra, hay ferris entre Melaka y Dumai (2h de viaje) por unos 22€. Salen una vez al día. 

De Sigapur a Indonesia por mar

Primero hay que llegar a Batam, en las islas Riau (frente a la costa de Singapur). Se puede coger el ferri en la “Habourfront ferry terminal”. El viaje dura una hora y el billete cuesta unos 20SGD. Tres compañías cubren el trayecto: Batam Fast, Majestic y Sindo (precios y reservas.)

Rutas Ferris a Batam. De Singapur a Indonesia

Los ciudadanos españoles no necesitamos visa al entrar por Batam, si la estancia en el país no es por más de 30 días.

 Hay grandes barcos  que van desde Medan, al norte de Sumatra hasta Yakarta, y que pasan por Batam. Podrás coger alguno y te llevara a la misma capital de Indonesia.

Parten del puerto de Batu Ampar (Batam) hasta el de Tanjung Priok, desde donde puedes tomar un autobús hasta tu destino. Duración del trayecto: unas 30h (una vez a la semana). Precio del billete de 20 a 60€. Más información y reservas. Compra el billete “online” y evitarás que te estafen.

Desde Batam también parten barcos (puerto de Batam Setupang) hasta Dumai en Sumatra.  

Ferri de Pelni. De Singapur a Indonesia.
Ferri de la naviera Pelni. De Batam a Yakarta por mar.

Visados y entrada a Indonesia

Si eres español y no estarás más de 30 días, tendrás “free visa on arrival” (o sea, que no hace falta visa). Pasaporte con 6 meses de validez (al menos) y una pagina libre para el sello. Eso es todo lo necesario.

Si quieres disfrutar del país hasta 60 días, puedes conseguir el visado en cualquier embajada o la más fácil “visa on arrival” por 35€. En este último caso tendrás que extender la visa al pasar los primeros 30 días. Los requisitos a cumplimentar son:

Formulario, pasaporte con un mínimo de 6 meses de validez, dos fotos, billete de ida y vuelta, alojamiento por tres días y copia de DNI. No olvides fotocopias de todo…. y pagar las tasas, claro.

Para los viajeros de nacionalidad argentina, chilena, peruana, uruguaya o mexicana es igual.

Visa on arrival. Indonesia.
Visa on arrival. Indonesia.

La “free visa on arrival” no es posible en todos los puntos de entrada al país. Mejor informarse antes.

Abandonando el aeropuerto de yakarta

Recupero el relato de mi primer viaje desde Singapur a Yakarta. Habiendo aterrizado en el aeropuerto de Soekarno-Hatta y tras lograr la visa “on arrival”,  nos dispusimos a abandonar el hall de llegadas en dirección a nuestro hotel

Sin querer calentarnos mucho la cabeza, tomamos un taxi de la compañía Blue Bird, que ofrece sus servicios desde las instalaciones.

Con respecto al taxi tomamos ciertas precauciones. Por aquellas fechas, y recientes los atentados terroristas, leí por internet que en la ciudad mejor coger un taxi de reconocido prestigio o puedes terminar atracado (o algo peor). Los “azules” de Blue Bird  eran de los buenos. 

Blue Bird taxi. Yakarta.
Blue Bird taxi. Yakarta. Taxis de fiar.

Habíamos reservado habitación en el imponente hotel Gran Melia Yakarta: las medidas de seguridad para entrar al hall nos sobrecogieron. Policías, perros, arco detector de metales e incluso cacheo. Poco ayudaron a tranquilizarnos, más bien lo contrario.

Tranvía desde el aeropuerto de Yakarta

Actualmente se puede coger un tranvía, inagurado en el 2017, para abandonar el aeropuerto de Yakarta (CGK) y acercarte a la ciudad. Los tickets se compran en las maquinas expendedoras (sólo con tarjeta de crédito) o a través de la app de Raillink. En el enlace se pueden ver horarios y paradas. El precio del billete es de 5€ (aproximádamente)

Para moverte entre las terminales hay el llamado Skytrain, cuyo uso es gratuito.

Metro de Yakarta

El nuevo metro de Yakarta, que opera desde fechas recientes, ha supuesto un gran avance para el transporte urbano de la ciudad y alivio para el turista.

jakarta-rail-map
Mapa dew rutas por via en Yakarta (clic para ampliar)

El Jakarta Mass Rapid Transit (MRT), que funciona desde las 5am hasta la media noche, se le conoce popularmente como Rattanga. Tenemos una linea norte-sur ya inagurada y otra este-oeste que lo hará en el 2020. 

En el plano adjunto se detallan las diferentes líneas de metro y tranvía, en servicio y planeadas. 

En Yakarta. Hotel Gran Melia jakarta y Block M 

El Gran Melia Jakarta en el que nos alojamos era (y sigue siendo) un hotel espectacular. Enclavado en el distrito financiero de Kuningan, ofrece a sus huéspedes unas instalaciones de lujo superlativo. Maravilloso lobby en el que sentarse tras una dura jornada de trabajo a libar un daiquiri

Mirando en Booking.com veo que la habitación doble cuesta 170€ -¡Madre del amor hermoso!- En las fechas en las que me alojé allí, pagamos no más de 70€ reservando a través del ya desaparecido portal “Asia Rooms”. Desde luego, si te llega el presupuesto, no puedo más que recomendar este alucinante hotel.

Hotel Gran Melia Jakarta

Tras el pertinente descanso y con algo de temor, dados los antecedentes, tomamos un taxi que nos llevo a la feria cuya visita era el motivo de nuestro viaje. A la vuelta me tomo una copa en el fastuoso lobby del Melia y pienso en visitar el barrio rojo que por aquellos años estaba en boga. Hablo del Bloque M o Block M, una especie de Patpong tailandés en la capital de indonesia.

Block M. El Patpong de Yakarta.

El bloque M es una plaza en la que se sitúan varios viejos centros comerciales y puestos de comidas. Lugar al que recomiendo ir para comprar souvenirs y bagatelas. Y sobre todo, para probar la sabrosa gastronomía local a precios ridículos.  

Por aquel entonces, nuestras intenciones no eran las de hacernos con algún recuerdo, al menos de naturaleza material. Queríamos disfrutar la noche de Yakarta y allí se emplazaban los bares de chicas más calientes de la ciudad. Nos armamos de valor y dado que el lugar solo se encontraba a 5kms del hotel, nos acercamos en un corto trayecto en taxi.

Actualmente, gracias al  metro, es fácil llegar desde el centro de la ciudad. Hay una estación justo allí.

Bloque M. Yakarta.

En una calle frente a la plaza, de nombre Jalan Palatehan, se situaban algunos bares y una discoteca siempre hasta arriba de bellas mujeres profesionales. Numerosos expatriados y turistas occidentales disfrutaban de la noche, las chicas y unas frías cervezas.

Pasamos unas veladas increibles en locales como (Top Gun  o Everest, ya cerrados). Bar, este último, de dos plantas. En la planta de abajo se situaba el bar y la zona de comedor. También un escenario donde sonaba alguna banda. En la planta superior más mesas y un billar. Desde arriba te podías asomar al piso de abajo y ver la acción. 

Numerosas chicas, me atrevería a decir que más bonitas que las tailandesas, nos daban conversación en un vano intento porque las lleváramos al hotel.

Fueron días de mucho trabajo y noches de gran diversión.

A día de hoy, la vida nocturna de Block M parece dar sus últimos estertores. Algunos locales para clientes asiáticos y otros, en los que algún nostálgico occidental se deja caer, es lo que queda de sus años dorados. Actualmente el sexo de pago hay que buscarlo en los grandes salones de masajes o burdeles

Sin embargo, una vida nocturna elegante y de calidad ha surgido en esta excitante urbe, aunque no es la que busca el viajero más golfo.

Tras viajar de Kuala Lumpur a Singapur y de allí a Yakarta, ya sólo nos quedaba Bangkok. La capital de Tailandia nos esperaba con los brazos abiertos.

Último trayecto. De Yakarta a Bangkok

Para esta última etapa del viaje tomamos un vuelo, no recuerdo con que compañía, hasta Suvarnabhumi en Bangkok. Lo que si sé es que no volamos hasta el aeropuerto de Don Mueang (quizás aún no recibía a las compañías de bajo costo). 

Air Asia, Lion Air, Jetstar, batik Air, Scoot… Todas ofrecen vuelos entre 120 y 180 € (al día de redactar esta entrada). Vuelos de entre 3 y 4 horas de duración.

Nos alojamos en el ya comentado en otras entradas hotel Majestic Grande. Situado en la zona de Sukhumvit y a un paso de Nana Plaza. Al hacer el registro, nada más llegar, la recepcionista nos advirtió con diligencia que el hotel era “guestfirendly”. No entendimos que quería decir con aquello, y lo dejamos pasar.

Piscina Majestic Grande. Bangkok.
En la piscina de mi querido Majestic Grande.

Por desgracia sólo estaríamos un par de días en la ciudad. Tiempo a todas luces insuficiente para ni siquiera explorar los alrededores.

En todo caso, mi primera impresión fue de asombro y hasta cierto punto me sentí intimidado. 

La calle Sukhumvit repleta de comercios a pie de calle que ofrecían falsas viagras y cialis. Las sois atestadas de maduros hombres acompañados de jóvenes señoritas. Taxistas y tuc-tucs atosigándote para llevarte a algún salón de masajes. Tías de alto porte que nos hacían dudar de su feminidad. Realmente no llegue a sentir el mismo confort que en mi querida Kuala Lumpur. Fue necesario algún viaje más para acostumbrarme y llegar a conocer y amar esta caótica urbe, y todo lo que ella ofrece.

Hillary 4. Bares en Sukhumvit soi 4
Hillary 4 en Sukhumvit soi 4

Hoy en día, la ciudad parece haber sido sometida y domesticada. Los mejores tiempos para el turista golfo puede que ya pasaran: los shows en los bares de gogos ya no son lo que eran, las calles han visto desaparecer muchos de sus puestos de comidas y souvenirs, los horarios restringidos. Aún así, sin lugar a dudas, Bangkok sigue siendo la referencia en cuanto a ocio para adultos en el sudeste asiático. Y cuando hablo de ocio para adultos no me refiero sólo a irse de putas. Hablo de disfrutar una cerveza charlando con una bonita chica o de desmelenarse en un club en buena compañía. De ver un sensual show en un agogo bar y en definitiva, de pasar un buen rato viviendo la noche. Y si el bath nos deja y no continua revalorizándose, hay Bangkok para rato

Ladyboys de tailandia en mercadillo

Nosotros acudimos puntuales a la cita con la feria de muestras. He de comentar que el trato con el thai es más complicado (en cuanto a los negocios se refiere) que con chinos o indonesios (que ya es decir). A estas gentes, siempre con la sonrisa en la boca, no las ves venir. No sabes si vienen o van. Difícil arrancarles un no, que a veces en los negocios es la mejor de las respuestas. Sin duda fue la menos fructífera de nuestras visitas. De hecho, ya no volví más aquí por motivos laborales. Mis posteriores visitas se circunscribirían al ámbito privado y meramente lúdico.

Gogos y freelancers. Putas en el sudeste asiático

Los días pasaron deprisa y sin apenas conocer más que superficialmente el área de Sukhumvit, volvimos a España cargados de  buenos recuerdos.

Así concluyó nuestro periplo de Kuala Lumpur a Singapur, Yakarta y Bangkok. Para más información sobre la vida nocturna de la capital de Tailandia leed la entrada sobre sus barrios rojos.

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *